Seleccionar página

¿Qué tienen que decir los masones a los que no lo son?, preguntábamos hace unos 100 días cuando se publicó el primer post de este nuevo blog, con el que la Federación Española de El Derecho Humano quiso abrir un vehículo de expresión informal y plural, destinado no tanto a nosotros mismos, como al mundo exterior, a aquellas personas que quieren conocer algo más de nosotros, que sienten curiosidad e interés por nuestro método de trabajo masónico. Durante estos 100 días diversos miembros de nuestra Orden, hombres y mujeres de diferentes edades, residencias y condiciones, han contado diversos aspectos sobre nosotros o sobre su forma de ver distintos aspectos masónicos, sociales o personales.

Transcurrida esta fase inicial, y antes del inicio del nuevo curso en el que iremos incorporando nuevas informaciones, comentarios y opiniones, le queremos hacer una confesión: los masones también solemos descansar en verano. Y es que la Masonería está muy vinculada al ciclo de la Naturaleza, y como ya aquí hemos contado, solemos cerrar el curso masónico cada año coincidiendo con el Solsticio de Verano, cuando la luz del Sol comienza a reducirse y nos invita al descanso. Por ello, sí, los masones descansamos en verano, no celebrando nuestras reuniones habituales, aunque, como es lógico, no olvidamos nuestro ideal y seguimos trabajando interiormente en nuestro propio perfeccionamiento y contribuyendo, en la medida de nuestras posibilidades, en lograr una mejor sociedad, más justa e igualitaria, más fraterna y en progreso continuo.

En la época estival, como todos, tratamos de descansar en la medida en que nuestro trabajo, estudios o responsabilidades nos lo permitan, algunos se van de vacaciones o viajan a descubrir otros lugares, otras gentes, otras culturas, nos tumbamos al sol en la playa o practicamos senderismo en la montaña, leemos libros o vamos a conciertos, dedicamos más tiempo a nuestra familia y amigos, etc. es decir, hacemos cosas parecidas a las que usted mismo pueda hacer. O diferentes, ya que apostamos claramente por la diversidad y respetamos todas las diferencias y puntos de vista. Pero en cualquier caso disfrutamos del verano, del buen tiempo, de la familia, de la fraternidad humana, y nos puede encontrar en la cola para entrar en el cine de verano o tomando una cervecita en un chiringuito de playa.

De todos modos, los masones y las masonas no olvidamos que hemos asumido un compromiso: el de perfeccionarnos con la ayuda del método masónico, y contribuir al progreso de la Humanidad, a lograr que la Libertad, La igualdad y la Fraternidad nos guíen en nuestro esfuerzo por sociedad mejor, en la que seamos más felices. Tenemos la costumbre de retomar el nuevo curso con una reunión inicial en la que representantes de todas nuestras Logias en España eligen una nueva presidencia y un nuevo equipo para coordinar nuestras actividades y proyectos durante el año. Con este impulso, retomamos nuestros trabajaos, con el compromiso incluido de seguir contando aquí, y en nuestras redes sociales, aspectos sobre nosotros y nuestros puntos de vista, que podemos comentar conjuntamente por esta vía o cualquier otra. Y así seguiremos desplegando, como decíamos hace ya 100 días, este “abanico de Voces, y en sus comentarios y en nuestros medios sociales, confiamos en oír también su voz e interactuar en aras de lograr un mundo mejor entre todos, más justo, más igualitario, más sostenible, más libre, más fraternal, más humano…”.

Redacción Voces